No tener un Firewall en tu empresa es casi como dejar la puerta de entrada sin llaves y sin alarma.

No expongas tu red a ataques informáticos que podrían causarte grandes pérdidas.

Un firewall es un dispositivo de seguridad de la red que monitoriza el tráfico entrante y saliente y decide si debe permitir o bloquear un tráfico específico en función de un conjunto de restricciones de seguridad ya definidas.

Los firewalls han sido la primera línea de defensa en seguridad de la red durante más de 25 años. Establecen una barrera entre las redes internas seguras, controladas y fiables y las redes externas poco fiables como Internet.